El teatro, en la escuela

  • Los jóvenes se suben al escenario en la XXX Muestra de Teatro Escolar

­­El Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy de Cartagena será el escenario, durante el mes de mayo, de la trigésima edición de la Muestra de Teatro Escolar, en la que diecinueve centros educativos presentarán 20 obras de teatro de géneros variados, como comedias o musicales, así como adaptaciones y obras originales dirigidas a un público que abarca desde Infantil hasta Bachillerato. La clausura será el próximo 1 de junio en el Auditorio El Batel de la ciudad portuaria.

Los talleres municipales de teatro, impulsados por la Concejalía de Educación del Ayuntamiento desde hace 30 años, tienen como objetivo general ayudar al desarrollo de la expresión verbal y corporal y a estimular la capacidad de memoria y la agilidad mental, al mismo tiempo que se mejora la dicción. Este año han participado 405 alumnos y alumnas, que junto a 50 docentes y 4 monitores mostrarán el trabajo realizado durante estos meses.

«Con el teatro se aumenta la autoestima, se aprende a respetar y convivir en grupo, a conocer y controlar las emociones, se descubre la disciplina y la constancia en el trabajo, además de aprender a desenvolverse ante el público. Son muchos los beneficios de desarrollar este arte y por eso hacemos un gran esfuerzo por acercarlo a todos los colegios», explica el concejal de Educación, David Martínez. Desde la Concejalía también se manifiesta que el teatro sirve para reforzar tareas académicas como la lectura y la literatura, actualizar a los niños en materias como lenguaje, arte e historia; ayudar a su socialización; mejorar su concentración y la atención; transmitir e inculcar valores; promover la reflexión; y fomentar el uso de los sentidos, entre otros aspectos.

«Las clases de teatro son socializadoras y terapéuticas, los trabajos en grupo, los ejercicios psicomotores y el contacto entre los compañeros son la base de la educación dramática. El teatro es un campo inagotable de diversión y educación a la vez, y debe ser considerado como una experiencia que se adquiere a través del juego», señala David Martínez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *