Taller “Flipping the classroom”. En portada: Rafael Ávila.

Como hemos explicado en varias ocasiones desde este Observatorio  la implementación exitosa de Flipped Learning requiere un dominio de la pedagogía y las mejores prácticas del aula volteada. El propósito clave del aula volteada es involucrar a los estudiantes en el aprendizaje activo donde hay un mayor enfoque en la aplicación de los estudiantes de conocimiento conceptual en lugar de recordar los hechos.

El aula “Flipped Classroom” describe una inversión de la enseñanza tradicional donde los estudiantes obtienen la primera exposición a material nuevo fuera de la clase, usualmente a través de lecturas o videos de conferencias, y luego el tiempo de clase se usa para hacer el trabajo más duro de asimilar ese conocimiento a través de estrategias como la resolución de problemas , discusión o debates.

Si los maestros Aaron Sams y Jon Bergman de Woodland Park High School, Colorado, hicieron mucho por popularizarlo, en respuesta a una comprensión de que el tiempo de clase sería mejor gastar el conocimiento guía y razonaron que la instrucción directa podría ser entregada mediante la grabación de contenido de vídeo para los estudiantes a participar en cualquier momento y  liberar el tiempo de clase para las actividades de exploración. Encontramos otros profesores españoles,  e instituciones que cambian  su salón de clase para cambiar la vida de los niños. Maestros de todo el mundo han adoptado el modelo y lo están usando para enseñar clases en todas las áreas del currículo a estudiantes de primaria, secundaria y secundaria, así como adultos.

Y uno de estos brillantes ejemplos españoles son Rafa Ávila Hernández y Fundación Maecenas. 

Director de Primaria en el Colegio Mirabal, Boadilla del Monte, Madrid.  Centro pionero en metodologías activas, participativo e innovador. Y Director de Innov. y Tec. en Fundación Maecenas que entre otras cosas desarrolla proyectos de formación e innovación para profesionales de la educación a nivel nacional e internacional. Rafa Ávila trabaja profundamente el propósito clave del aula volteada involucrando a los estudiantes en el aprendizaje activo donde hay un mayor enfoque en la aplicación de los estudiantes de conocimiento conceptual en lugar de recordar los hechos. Y dotando a los profesores de recursos para entender la ruptura con el método tradicional de la conferencia.  Para explicar con excelencia, por ello este mes lo recomendamos, cómo este cambio permite asumir roles diferentes al profesor, al alumno, y a la concepción de futuro.

Como venimos indicando en las Smart Schools 3.0, que nos propone el reto de la enseñanza. Que es dar pasos distintos, eficaces, hacia el modo de aprender del futuro, que ya es presente. Ya no estamos frente a nuestros estudiantes y hablamos en ellos por 30 a 60 minutos a la vez. Este cambio radical nos ha permitido asumir un papel distinto, pero como hemos investigado en multitud de experiencias y eventos,  es que estamos frente a un horizonte distinto, donde tendrán que desempeñar papeles en la sociedad distintos.

La metodología Smart school, defiende que el papel de la tecnología es importante en metodologías activas hacia Flipped classroom.

  • La creciente accesibilidad y sofisticación de las tecnologías educativas abre posibilidades cada vez mayores a los estudiantes para explorar, compartir y crear contenido.
  • La tecnología puede soportar aulas volteadas a través de las siguientes adquisiciones:
  • contenido para que los estudiantes accedan a su propia conveniencia y para adaptarse a su ritmo de aprendizaje (por ejemplo, material de conferencias, lecturas, multimedia interactivo),
  • contenido para los estudiantes a recopilar sus propios recursos.
  • Materiales de aprendizaje en una variedad de formatos para adaptarse a diferentes estilos de aprendizaje y aprendizaje multimodal (por ejemplo, texto, videos, audio, multimedia),
  • Proporcionar oportunidades para el discurso y la interacción dentro y fuera de la clase (por ejemplo, herramientas de encuesta, herramientas de discusión, herramientas de creación de contenido)
  • Transmitir información oportuna, actualizaciones y recordatorios para los estudiantes (por ejemplo, microblogging, herramientas de anuncios).

 

Les dejamos varios enlaces que creemos son del interés de toda nuestra comunidad Educaopi 3.0 y que serán de gran utilidad para implementar o comenzar a flippear las aulas.

       Libro: Dando una «vuelta» con “Flipped Classroom”