Educaopi apuesta por el TBL. Robert Swartz, experto mundial, forma a profesores en el CEU.

Profesores de diversos países han participado en el Instituto de Verano 2017 del Center for Teaching Thinking (CTT) acerca de TBL (Thinking Based Learning) impartido por Robert Swartz, el pionero en la inclusión del pensamiento crítico y creativo en los contenidos curriculares. El Thinking Based Learning (TBL), permite a los niños desarrollar el pensamiento crítico y creativo en la toma de decisiones en sus vidas, algo que falla en los colegios actualmente. Profesores innovadores estamos de acuerdo y avalamos este método. Y como hemos investigado en Educaopi 3.0 y trabajado desde las Smart schools 3.0, es imprescindible una de las máximas que promueve el TBL. el aprendizaje mediante la exploración de contextos reales: los estudiantes aprenden a mirar a su alrededor, a interpretar el entorno que los rodea.

Aprenden haciendo, una adquisición de conocimiento mediante la práctica, que perdura más que aquel alcanzado mediante enseñanza puramente teórica.

En la inauguración de este curso de dos semanas de duración, que ha tenido lugar en el Colegio CEU Sanchinarro, Madrid, Swartz aseguró que la metodología tradicional, que pone su énfasis en la memoria y el aprendizaje por repetición, es poco eficaz a la hora de dirigir a la mayoría de los alumnos hacia un aprendizaje significativo o duradero.

El aprendizaje basado en el pensamiento es una alternativa extremadamente eficaz en colegios de todo el mundo. Es necesario enseñar a los niños a pensar y resolver problemas con destreza desde la más temprana infancia.

Además como  hemos indicado en múltiples ocasiones, necesario que todos entendamos que tenemos que ser muy cuidadosos con aquello que encontramos en la red. Por ello, es importante formar a los estudiantes en la búsqueda y selección eficaz de fuentes de información, así como enseñarles a contrastar la veracidad y exactitud de las mismas.

Robert Swartz, quien es Doctor en Filosofía, graduado en la Universidad de Harvard, y profesor emérito en la Universidad de Massachusetts en Boston.

 

A través de un aprendizaje intuitivo, los alumnos adquieren las destrezas necesarias para la consecución de los objetivos del currículum mediante el pensamiento crítico y creativo, y se les prepara para la vida. Mediante una serie de preguntas guiadas para sacar su pensamiento a la luz conseguimos ir de lo general a lo concreto, para comprender la relación de lo específico (cada parte) con lo global (la historia, el todo).

“El profesor ejerce como guía que presenta retos a sus alumnos para que aprendan a pensar”

Los alumnos aprenden de una manera más motivadora y activa a través del pensamiento, “más que sólo para pasar exámenes de una manera pasiva y memorística como sucede hoy en día en muchas aulas”. Más importante aún, aprenden habilidades de pensamiento importantes para comparar y contrastar cosas; aprenden a llegar a sus propias conclusiones y a tomar sus propias decisiones. Sabemos como docentes, lo importante que es crear ciudadanos críticos para ser futuros “smart citizen” y personas con una utilidad en la sociedad y criterio, actualmente los adolescentes consumen todo tipo de información y no se realiza la labor pedagógica oportuna, por tanto, desde esta metodología tanto como desde la Smart school y desde por supuesto nuestro observatorio, prestamos especial atención a estas innovaciones alejadas del marketing, sino reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *